Author: adriana-online.blog

A red lipstick lady in a roller coaster!

Confesiones de un robo. Para Regina

En la época en que Jesús Martínez y yo reconstruíamos el hotel Vermont, que el abuelo Don Matías levantó en vida con mucho trabajo , tu papá y yo vivíamos en el edificio de al lado y mi ventana de la cocina daba justo enfrente de la construcción. Desde ahí

La pausa desde mi ventana.

Asomo mi cabeza por la ventana, despacio busco el viento puro y fresco de esta noche, el miedo de que traiga algún lamento está en mi mente. Pero no, aunque el silencio es mucho peor. Los lamentos son de quienes viven, el silencio de quienes partieron. Es Mayo, pero no

Pedacitos de felicidad para Regina.

Cuando era una niña durante la época de las alpargatas y falditas de olanes, la palabra felicidad no tenía un verdadero significado, demasiado abstracta para una niña. En ésa época, Gansito Marinela, Topo Gigo, el Chapulín Colorado y visitar a mi vecina Laurita eran términos claros que podía comprender. La

El Volcán Glotón.

Pero quién comanda en el Valle de Aztlán? El Popocatépetl. También para muchos, don Goyo el Glotón. El más gallardo y leal caballero, arrodillado en espera de su gran amor. Y nunca se cansa el férreo guerrero, la espera no es nada para esa pasión. A veces se fuma, un

La ignorancia, un gran pecado.

f. Cualidad de ignorante. f. Falta de conocimiento. ignorancia del derecho f. Der. Desconocimiento de la ley, el cual a nadie excusa, porque rige la necesaria presunción o ficción de que, promulgada aquella, han de saberla todos. ignorancia supina f. ignorancia que procede de negligencia en aprender o inquirir lo

Un par de viejos

El viejo. Hace frió, está obscuro, por dentro y por fuera, la combinación perfecta que encorva los huesos del más aguerrido ser, es eso o… el peso de los cuellos cortados y las culpas de sus reclamos. Pareciera que aquí no pasa nada y así lo es, el viejo deambula

Porque finalmente también somos lo que no nos perdonamos.

Con la esperanza de silenciar la cruel palabra dada y con la esperanza también de entregar el corazón que nos llevamos sin haber vaciado. La carga entre los hombros se ha inventado un rito encarnizado. Profundas pisadas. Y Dios no aparece por ningún lado. Verde y viva la memoria del

“Si me toca, me toca”

Durante los últimos 20 años o mas, las mentes más ingeniosas, perversas y creativas nos contaban historias ficticias y escalofriantes sobre epidemias que corren como los chismes de un pueblo viejo o de zombies que contagiaban a los buenos y se extendían como los fake news de estos días. A

Para cuando no estés.

Si algún día ya no estas, quiero que sepas que te amé, no con ternura sino con garra voraz, la de las almas inquietas, la de los seres libres, la de quienes se entregan sin guardarse nada y sin preguntar, la de quienes viven y mueren cada mañana, Así sin

Con la culpa encima

Hoy te vas Te vas con prisa y la culpa encima. Te vas, porque no cabes en mi, gigante. Mas no te olvides, fuí yo quién te creció dentro de mi. Y te vas con mis manos que se arrancan, piel y carne que no pudieron separarse. Con la vida

Blog de WordPress.com.