La lluvia y los gritones. Desde mi ventana

Hoy, desde mi ventana, recibo las micro gotas que se estrellaron en el marco superior y se rompieron, formando un rocío que no me alcanza a mojar, pero me refresca y si cierro los ojos puedo imaginar estar afuera, en mi mundo de antes, quizá corriendo para refugiarme en los portales del centro de mi bellísima Puebla.

Tan solo eso, caminar por los portales y chacharear en los puestos de colores atiborrados de artesanías mexicanas, con un café en la mano.

Sueño con las cosas simples, que eran normales y hoy sería maravilloso volver a hacer.

Quiero mi mundo de antes de regreso!

El cielo truena sin dar tregua, como si el mismo trueno se repitiera una y otra vez.

Me angustia la idea de que el tiempo se hubiese quedado trabado, recuerdan los discos rayados de antes? en lapsos de medio minuto, una y otra vez, o mi mente, desgastada, en cortocircuito pensando tonterías.

Me pregunto; cuántas personas más, diran lo mismo; “ojalá que esta lluvia sea lo suficientemente fuerte como para limpiar las calles, barandales y manijas del virus endemoniado y llevárselo por las alcantarillas para nunca volver”.

Por supuesto, que no voy a mencionar la cursilería de “que nos limpie de pecado a los humanos, y así conseguir el perdón”. Esto que está pasando no es un castigo, no de mi Dios, además el pecado es parte sustancial del bien, como la teoría de la dualidad nos dice.

Hay días en que apenas despierto, ya se está terminando. Otros días, son eternos, pero todos iguales, solo unos mas cortos que otros.


Los pregoneros que mantienen las calles con vida en estos tiempos del covid 19

Muchos de nosotros, no pueden darse el lujo de quedarse en casa y con valentía, resignación, y mucha necesidad, caminan con sus cuerpos encorvados, la expresión rígida y la mirada ida hacia los lados y arriba atentos ansiando una respuesta. Aún así, sacan la fuerza de no sé dónde, para gritar sus pregones a los cuatro vientos.

Los gritones de los tiempos del covid, son el ejemplo más valioso de resilencia humana y del espíritu invencible de este pueblo milenario. Aquí algunos de ellos;

El afilador

El carrito de los helados

El camotero

El Gas

El Tamalero

Al final de la jornada, cuando el cielo entra en arrebol, ya tarde, en la retirada, sus carritos están a punto de empujarlos a ellos. Recuerdan a ” los galardonados”? Bueno pues aquí están de nuevo, “cosas que por su empatía y mimetismo se han ganado pequeñas almas y son parte de los seres que acompañan”.

Yo miro la escena con compasión. Y en clara epifanía, reconozco lo superfluo de tantas cosas a mi alrededor.

Las cosas que nos importan, no existen para ellos.

Que puede ser importante cuando recorres las calles bajo el sol, bajo la lluvia por horas esculcando las bolsas de basura y te encuclillas donde las piernas se te doblaron y no dieron más?

Las tripas después de un tiempo dejan de protestar.

Qué van a saber los gritones del número de contagios, gráficas y de curvas planas? Es el día a día, uno a la vez, lo único que les importa.

los hombres y mujeres del día a día que gritan anunciando sus productos, a veces se sobreponen y entrecruzan unos contra otros en una competencia de gritos por la supervivencia que conforman el carácter tan singular de esta ciudad de contrastes y ferocidad.

Si no fuera por ellos, este tiempo y la escena desde mi ventana sería desolación y desesperanza.

Así las cosas en los tiempos del covid, desde mi ventana mirando la lluvia y pensando en los gritones que anuncian sus productos y la llegada de un mañana.

Puntuación: 5 de 5.

7 Replies to “La lluvia y los gritones. Desde mi ventana”

  1. Vero Pantoja dice:

    Hermoso Adri ❤️

    Me gusta

  2. Fernando Manrique dice:

    Hermoso!

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
A %d blogueros les gusta esto: