La ignorancia, un gran pecado.

  1. f. Cualidad de ignorante.
  2. f. Falta de conocimiento.

ignorancia del derecho

  1. f. Der. Desconocimiento de la ley, el cual a nadie excusa, porque rige la necesaria presunción o ficción de que, promulgada aquella, han de saberla todos.

ignorancia supina

  1. f. ignorancia que procede de negligencia en aprender o inquirir lo que puede y debe saberse.

ignorancia no quita pecado

  1. expr. U. para explicar que la ignorancia de las cosas que se deben saber no exime de culpa.

Real Academia Española.

 

Ninguna de estas definiciones exime al ignorante de su responsabilidad.

Es de naturaleza humana, la constante búsqueda de respuestas, en cuanto pronunciamos las primeras palabras vienen las primeras preguntas, la más famosa… y por qué?

los que renuncian, es por miedo a la verdad, negligencia ó pereza.

No con ésto quiero dejar de lado otra realidad; “los marginados” que simplemente aún siendo de su voluntad no tienen acceso a la educación y preparación académica, y en este sentido, tenemos una gran deuda con ellos.

De la publicación anterior, “Sí me toca me toca”; En los tiempos del Covid 19, hago referencia a un mensaje que recibí de mi amigo Toño, quien prepara las cemitas más sabrosas en el mercado del centro de Puebla, suelo pasar por una y hasta dos entre semana para deleitarme con ese sazón especial de los mercados.

Durante los últimos meses, Toño, “el amo de las cemitas “no paró de publicar sus videos con los cuates y en la calle, un tanto sarcástico como muchos de los reclamos que ésta sociedad aplastada y resentida hace día con día y que nos trajo al verdugo e inquisidor más notable que jamás hemos tenido; los perseguidos no están bien definidos; por más que trato de comprender sus términos de “neoliberales y conservadores” no logro relacionar la definición teórica- histórica con las víctimas. Mas bien quiere decir “Los ricos” y ahí enmarca toda la maldad del mundo.

En fin, ahora volviendo a mi amigo Toño, una semana después del mensaje que él mismo me envió sobre la gran conspiración para volvernos a todos como robots de los gobiernos y los amos del mundo, nos llama con una voz de angustia y desespero diciendo… “me duele todo el cuerpo, la cabeza, y la garganta, tengo mucha fiebre y no aguanto la espalda”, le sugerimos que llamara al 911 y tratamos de comunicarnos para tener noticias, han pasado cuatro días y no sabemos más de él.

Por supuesto que me da tristeza, pero también rabia, porque la ignorancia es tan pecaminosa que no solo se vive, sino se presume. Y los otros iguales, la aplauden.

 

3 Replies to “La ignorancia, un gran pecado.”

  1. Tin dice:

    A pesar de todo, solo espero que tu amigo Toño se recupere pronto. Y sí, la ignorancia es atrevida, decimos por aquí. Un placer leerte.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
A %d blogueros les gusta esto: